menu Menú

New Balance celebra el Grey Day

El cinco de septiembre ha sido instituido por la marca como el Grey Day para la conmemoración de su historia y personalidad propias

El cinco de septiembre ha sido instituido por la marca como el Grey Day para la conmemoración de su historia y personalidad propias

El cinco de septiembre es la fecha marcada en el calendario por New Balance para celebrar un día nada convencional: Grey Day. Alejado de lo que podría indicar a priori su nombre, con el día gris en realidad New Balance celebra más de un siglo de independencia con el color que con orgullo luce su linaje familiar, el gris.

Más que un tono, el gris representa una actitud ante la vida intrépida y audaz, por lo que ha sido utilizado como punto de unión de todos los miembros que se identifican con lo independiente en esta familia global de la marca.

La gama de color gris fue lanzada por primera vez en 1980, con la intención de unificar las necesidades del estilo de vida de entonces, que mezclaba running urbano, ocio y negocios, retando al resto de fabricantes de calzado competidores de la época.

Desde entonces los modelos de New Balance han incorporado siempre este tono al ser un sinónimo de la marca, su historia y espíritu. Para muchos el gris es el color más neutro y por ello aburrido, pero en New Balance siempre lo han visto como la base, aquello que perdura en un mundo de neones y flashes, algo sobre la que construir algo espectacular.

El gris es simple, equilibrado, casual, consistente, independiente. El alma intrépida de New Balance le hace no temer a lo desconocido y, de hecho, se suele adentrar en el mismo a menudo desde el gris, su punto de partida.

Un símbolo de sus valores que empodera a sus seguidores para que puedan brillar y que sirve como nexo de unión para la gran familia que es New Balance. Un color, un momento y una familia.

Así el color gris ha tomado los diferentes modelos de la zapatilla 997, diseñada para condensar toda la filosofía de marca bajo el claim Runs in the family. Partiendo de los 90 y las siluetas chunky, la 997 se configura como una silueta moderna, susceptible de ser del gusto de grandes y pequeños. Una zapatilla que une a todos los miembros de la familia. Disponible en dos versiones, Classic y Sport, unidas por los mismos principios, pero con diferencias que hacen de la primera una opción más urbana y atemporal, mientras que la segunda se vuelve más deportiva y atrevida.

Lanzada en 1991, la clásica 997 introdujo una nueva tecnología y estética a la gama 99x. El diseño fusionó la tecnología C-Cap con la suela Encap, consiguiendo una progresión natural desde sus estilos previos. Por su parte, la 997 Sport aprovecha el potencial de la tecnología Encap Reveal para combinarse con Abzorb, creando una base muy acolchada y estable para el pie.

La cubierta rinde homenaje a la original 997, pero con detalles refinados y una ejecución más moderna para conseguir un resultado más ajustado y depurado, de acuerdo con el consumidor más contemporáneo.

Si las queréis, las tenéis en newbalance.es o su flagship de Gran Vía (Madrid) además de en otras tiendas como Foot District.


Anterior Siguiente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

keyboard_arrow_up