Review de las New Balance Kawhi

New Balance Kawhi - Review

Seguimos con las reviews, que teníamos ahí pendiente un par de cosas que necesitaban salir. Una de ellas ya la sacamos el martes pasado a tiempo para la newsletter quincenal y en paralelo hemos ido probando estas New Balance Kawhi, la signature del jugador de los Clippers que se ha quedado sin finales de conferencia por méritos de los Nuggets. Cosas que pasan.

Así por lo pronto, ya os mostramos un pequeño vistazo en la sesión de fotos que hicimos al recibirlas, con sus detalles, así que no vamos a explayarnos mucho.

¿Qué tenemos aquí?

Pues unas zapatillas de baloncesto, las New Balance Kawhi. Además, tras la buenísima impresión que nos dejaron las OMN1S, teníamos muchas ganas de probarlas. Por lo pronto, tienen todos los sacramentos, que diríamos en un buen cocido: FuelCell para la amortiguación, una nueva lengüeta que desmerece la zapatilla (y mucho) y una suela con un patrón que no es de espiga y «se basa en datos».

Por lo pronto, parecen unas buenas zapatillas. Pero lo vamos a ir viendo, que tiene una vuelta todo.

Tracción

Lo peor de estas New Balance Kawhi, de largo. Vamos a desarrollarlo porque, obviamente, esto puede cambiar en interiores, pero de momento nos hemos encontrado con varias cosas muy extrañas y que no nos han gustado nada.

Lo primero a destacar es que la goma es muy blanda. En esta versión además nos encontramos con una suela translúcida que, a priori, suele garantizar una buena tracción en interiores, pero poca durabilidad en exteriores. Y en exteriores es donde hemos encontrado los problemas, más allá de una durabilidad que a las marcas parece importarles poco los últimos años, dando por hecho (y es la realidad) que el producto de rendimiento sólo lo compran quienes juegan en interiores.

New Balance Kawhi - Review
La suela de los disgustos

En una pista más o menos regular (es decir, machacada) la suela agarrará a costa de la durabilidad, claro está. Pero en una pista relativamente nueva que mantenga aún el pulido y pintada, olvidaos. No agarra nada. De hecho no valió nada: mojar la suela para que se limpiara, pasarla con la mano… nada. Con todo lo que ello conlleva: inestabilidad, inseguridad y resbalones. Normalmente las zapatillas son un factor muy pequeño a considerar en las lesiones… menos en este caso.

Si en algún momento volvemos a jugar en interiores y comprobamos cómo funciona, actualizamos este apartado.

Amortiguación

Poco que añadir frente a las OMN1S. Si en aquella ocasión el FuelCell se comportaba bien, en esta ocasión no es menos, aunque se nota un poco más blanda quizá y algo menos de sensaciones de la pista.

New Balance Kawhi - Review
Como veis, los kilos se notan en forma de crackelado del FuelCell

No obstante, protege y es reactiva. Además, al igual que entonces, responde muy bien y se adapta a casi cualquier movimiento, tanto un posteo bajo canasta como el quiebro más rápido. La anchura del antepié junto a la placa que se puede ver bajo la suela ayuda mucho a garantizar la estabilidad pero echamos de menos un poco más de sensaciones de la pista en el antepié, algo que hace que empeore un poco la nota respecto las OMN1S.

Ajuste

El otro punto negro de las New Balance Kawhi. Detengámonos aquí un minuto.

Los cordones no son el problema, es más, la zapatilla tiene bastante buen ajuste ya sin apretarlos, con una zona del empeine bastante bien resuelta y mucha sujeción en el talón, quizá incluso más que en las OMN1S. Pero el problema es, ¿cómo calzarlas?

De hecho, nuestra primera impresión fue «bien, han cambiado la lengüeta». De hecho es una lengüeta un poco old school, no muy exagerada, pero sí pensada para sentirse. Pero ya nos extrañó que apenas se moviera del sitio. Y es que viene con una costura muy jodida. Y cuando decimos muy jodida es que deja poco espacio para calzar la zapatilla. Hace falta un calzador metálico (no de plástico os lo vais a cargar) para meter el pié, forzando no sólo la dichosa costura que une la lengüeta al upper que se quejará al meter el pie, sino también la zona del talón, a pesar del gigantesco NB que hace de contrafuerte.

New Balance Kawhi - Review
Ajustan tan bien que permiten hacer pasos de jota… si consigues ponértelas

Y no, no cede. A ver, cede, pero es un poco rara la sensación de casi no poder meter el pie. Así que si tenéis que llevarla a jugar o para cambiaros, meted un calzador en la mochila. O llevad otras zapatillas para cuando os las quitéis.

Comodidad

Sin problemas en este sentido. Transpiran bien, a lo que ayuda que el cuello de la zapatilla no esté cerrado del todo (tiene dos pequeñas aberturas en los laterales) y aunque el upper no sea propiamente de knit, es cómodo, transpira bastante bien y no tenemos estrecheces ni excesivos calores, a pesar de haberlas probado en los primeros días de septiembre con un cierto calor muy rico al sol.

New Balance Kawhi - Review
Incluso pisando raro, son cómodas

Por cierto, las zapatillas son TTS, es decir, true to size, tu talla habitual. Quizá vayan un poco largas, pero nada que no arregle un calcetín un poco gordo. O espacio extra para una plantilla si os hiciera falta.

Molonismo

Todo el del mundo. Aunque el color de las Jolly Rancher sea mucho más de nuestro agrado, hay que decir que estas son bastante competentes en cuanto a molonismo, con un toque retro a lo barra de pan en tallas largas. En un color discreto como éste podrán pasar desapercibidas, aunque sólo a los ojos de los más profanos, ya que los verdaderos connaisseurs sabrán qué llevas en los pies.

New Balance Kawhi - Review
La verdad es que molan, no se puede negar

Detalles como el contrafuerte de plástico en el talón con la marca NB, los hitos de Kawhi en la lengüeta, el ojal superior inspirado en las luces de freno de su Chevy Impala de 1964 o la latitud y longitud de Moreno Valley (donde nació el propio Kawhi) son sólo algunas cosas presentes en la zapatilla, junto con su el logo y el 2 del jugador, su firma en varios sitios o los detalles reflectantes no pasarán precisamente desapercibidos si las llegáis a tener en las manos.

Conclusión

Dejando de lado el tema de la tracción (y el disgusto que tenemos por no poder jugar en pista de interiores, claro, algo más bien parecido a la frustración), las zapatillas tienen el dichoso punto negro de ser difíciles de poner si no se tiene un calzador a mano.

Pero son unas zapatillas rápidas, bastante cómodas y que en el día a día no molestan demasiado una vez puestas. La cantidad de detalles disponibles las convierten en unas de las zapatillas más personales que hemos visto hasta la fecha.

New Balance Kawhi - Review
A ver, molan, las cosas como son

¿Os las recomendamos para jugar? Pues quizá sí. Aunque la suela no parece que vaya a resistir muy bien los envites de la calle, si vuestra pista no está pulida, pintada y muy sucia, seguramente podáis exprimirlas al máximo, aunque donde mejor se van a exprimir estas New Balance Kawhi es molando con ellas.

Os aconsejamos que echéis un vistazo a la página de baloncesto de New Balance para estar atentos ante más lanzamientos.

New Balance Kawhi

7.2

Tracción

5.0/10

Amortiguación

8.0/10

Ajuste

6.0/10

Comodidad

8.0/10

Molonismo

9.0/10

Deja un comentario

Ir arriba