Review de las Nike Adapt BB 2.0

Pues ya estaría. Como lo leéis. Las Nike Adapt BB 2.0 han pasado por el laboratorio más normcore de zapatillas de basket de rendimiento.

La verdad es que llevamos una temporada a fuego con las pruebas de zapas y, aunque tenga que ser en exteriores y las circunstancias sean extrañas (no tanto por la pandemia sino por los 20º que hemos vivido en Valladolid en invierno), hemos de decir que esto también ayuda a despejar la cabeza un poco.

Y, sí, por supuesto: hay vídeo con las impresiones que nos han dejado estas zapatillas con robocordones. Pero si sois más de leer, debajo del vídeo hay más cosas porque no vamos a dejar todo para el vídeo, la verdad:

I Love Sneakers 1x02 - Nike Adapt BB 2.0 - Review

¿Qué tenemos aquí?

Si estáis aquí, es porque os interesa seguir leyendo. Así que no os vamos a decepcionar.

Las Nike Adapt BB 2.0 es la segunda versión del sistema EARL de autoajuste. Como bien decíamos en la entrada introductoria que siempre hacemos cuando nos llegan unas zapatillas, si lo decimos así no es nada del otro jueves, PERO QUE SON LOS ROBOCORDONES, TIIIIIIIIIIIIIIIIÍO.

Así queda más épico, ¿verdad? Lamentamos decepcionaros, pero la realidad está más cercana a algo menos épico. Tenemos el control a través de una app con presets, colorines y hasta luces que parpadean, pero el futuro nos iba a traer coches voladores y de momento nos está dejando un siglo XXI con muchas cosas que se parecen sospechosamente a las del XX, con pandemias y fascistas por ahí rondando.

Eso sí, estamos ante un tanque con ciertas capacidades deportivas. Un tanque que mola y que tiene aún muchas sombras y algunas luces. Vamos a ver qué podemos escribir que no esté en el vídeo y que pueda serviros de ayuda para tomar la decisión de dejaros los 350€ que cuestan estas zapatillas (y no es coña).

Tracción

Esta sección poco podemos decir ahora mismo. Jugando en exteriores, prácticamente cualquier suela va a agarrar y estas Adapt BB no son una excepción.

Sobre esto de los exteriores, de momento la suela parece aguantar bastante bien sin que se aprecien mordeduras o desgaste acusado en las sesiones en las que las hemos dado caña. Y os aseguramos que les hemos dado vidilla.

Pero si jugáis en interiores, os podemos decir que la zapatilla agarra bien, que cuenta con una goma bastante blandita y un patrón en espiga bastante apañado que no parece chupar mucho polvo.

Nike Adapt BB 2.0

Amortiguación

El punto flojo de la zapatilla, de largo. Y es que en algo se tenía que notar que las primeras HyperAdapt salían por muchos euros y estas están más o menos rondando la mitad de precio.

Obviamente, la tecnología es una de las grandes beneficiadas de las economías de escala, pero aun así no esperéis grandes florituras en cuanto a la amortiguación de estas Adapt BB.

La unidad Air Zoom Turbo del antepié es similar a la que nos encontramos en una zapatilla de gama media como las Kyrie (cuya review publicaremos en breve) pero sin que se note especialmente esa reactividad que el Zoom da normalmente y que hemos sentido y disfrutado en las Kobe 1 Protro, en las Jordan 34 o hasta en las PG2 que probamos en su momento.

Quizá gran parte de esa falta de sensaciones pueda ser debida al Cushlon de la mediasuela, aunque no impide sentir la pista, más bien todo lo contrario. Es una zapatilla que se sitúa cerca de pista y que protege, pero que a nivel de amortiguación no nos dice nada, la verdad.

Review de las Nike Adapt BB 2.0 1 - Reviews I Love Sneakers
Ready to lift off. 7 cm, exactamente.

Es decir, no vais a notar ese retorno de energía que tanto nos gusta del Zoom.

Entendemos todo: la tecnología es cara, es un producto bastante experimental, todo cuesta, pero también nos habría gustado algo de sacada de chorra en este sentido, más aún cuando Nike se ha pulido prácticamente el Lunarlon de su catálogo, algo que nos gustaría que volviera.

Ajuste

¿Tiene futuro el sistema FitAdapt? Lo tiene. ¿Tiene presente? En el estado en el que se han lanzado las Adapt BB, lo dudamos. Y lo explicamos para que quede negro sobre blanco.

Actualmente la tecnología está relativamente bien resuelta, tanto en la parte conceptual (el motor ajusta y afloja) como técnica (la colocación). El motor es algo ruidoso, pero si la zapatilla está en el suelo el sonido se amortigua mucho.

Sin embargo, hay un par de cosas extrañas que sí son dignas de comentar para que nadie se lleve un chasco. La primera es que el sistema FitAdapt pesa mucho. Tanto que lleva las zapatillas por encima de los 600 gramos y aunque se sientan relativamente ligeras, esto es algo que en cancha va a pesar, valga la redundancia.

Por otro lado, los cordones de ajuste están hechos de nailon y aunque no tienen pinta de sufrir en exceso, habrá que ver cómo aguantan el paso del tiempo, ya que no sería la primera vez que nos encontramos con que algo no dura lo esperado.

Y, claro está: ¿cómo se cambia la batería? Estamos hablando de unas zapatillas que deberán ser recicladas como productos electrónicos y que generan muchas dudas medioambientales.

Cosas que sólo nos preocupan a nosotros aparte, la parte superior de TPU está bastante bien resuelta y, de momento, no hemos tenido excesivos problemas. Eso sí, ajustad bien las zapatillas y probad diferentes ajustes. En nuestro caso, normalmente jugamos con las zapatillas bastante apretadas y os podemos decir que un ajuste al máximo se acaba notando. Tanto que los pies se quedan medio dormidos, así que tened cuidado con ello.

Nike Adapt BB 2.0 - Apretar y aflojar

Dicho todo esto, la zapatilla ajusta bastante bien, y aunque viene algo justa de talla en el 11,5US que tenemos en esta unidad de pruebas, os podemos aconsejar que vayáis sin problemas a vuestra talla (el TTS o True To Size que decimos tanto). De hecho, ya la zapatilla va bastante bien al calzarlas, como ya pasara con las Jordan 33, con lo que sólo queda que rompan, algo que conseguiréis prácticamente en el primer entrenamiento.

Por cierto, las plantillas se pueden quitar (con algo de esfuerzo, eso sí) y en la propia app de ajuste se contempla la posibilidad de usar plantillas especiales. Minipunto para Nike aquí.

Y, finalmente: armaos de paciencia para calzarlas. Aunque la lengüeta se mueve algo, necesitaréis un calzador.

Comodidad

Ni fu ni fa. En la pista son cómodas y protegen, en la calle pesadas y quizá algo calurosas.

Quitando ese pequeño problema con el excesivo ajuste de la zapatilla, en cancha dan sensación de ser más ligeras de lo que nos podíamos imaginar, así que ni tan mal y adelante con los faroles… si mueves kilos, claro, donde no se notarán tanto.

El TPU del upper, además, transpira bastante bien, algo que nos llena de orgullo y satisfacción.

Pero, porque siempre hay uno, el talón es un dolor. Si juntas suficientes unidades de estas Adapt BB, lo puedes usar para construir una casa, sustituyendo a materiales como el adobe o el ladrillo, materiales todos ellos que llevan demasiados milenios con el ser humano y que pueden ser actualizados con esto.

Review de las Nike Adapt BB 2.0 3 - Reviews I Love Sneakers

Entendemos que alguna razón ha de haber para ese gigantesco ladrillo, pero viendo cómo se colocan las zapatillas sobre el cargador, no entendemos la necesidad de una pieza en el talón tan sumamente enorme y a la que se ha añadido tantísimo acolchado por dentro, ya que la batería va integrada en el motor.

Esto hace que no sean cómodas fuera de la pista, ya que el talón aprieta, y es justo donde deberían encontrar un hueco más que plausible unas zapatillas como estas que se van, recordemos, a los 350 eurazos.

Molonismo

Bueno, sí, hemos de reconocerlo. A tope de molonismo.

Aunque la versión que hemos probado es una de las más discretas (se supone que esta versión de las Adapt BB se inspiran en las Mag de Regreso al Futuro), aun así no pasan desapercibidas. El ruido del motor, el gigantesco swoosh en el empeine, la forma de la zapatilla y, en otras versiones, los colores crean un conjunto que no puede molar más.

Review de las Nike Adapt BB 2.0 5 - Reviews I Love Sneakers
Diréis que no son molonas, aunque estas sean bastante discretas

Y si tenéis envidia de todos esos chavales que lucen con orgullo luces en sus pies, esta zapatilla también lo tiene, ya que desde la app se puede controlar no sólo el ajuste y guardar diferentes configuraciones, sino que también podemos modificar el color de las luces de los botones e incluso ponerlos intermitentes durante una hora.

El cargador nos parece relativamente bien resuelto, más aún siendo un USB-C, aunque no deja de ser un trasto.

Como en cualquier producto electrónico, recomendamos que leáis el prospecto ya que viene cierta información tanto sobre la potencia del cargador como el reset de la zapatilla si dejara de funcionar o se bloqueara.

Conclusión de estas Adapt BB 2.0

Pues nos remitimos al primer párrafo de la sección del ajuste: con futuro, pero con poco presente.

La zapatilla mola millones. Si te gusta juguetear y cacharrear, es algo perfecto y un muy buen ejercicio de diseño de cara al futuro, además de permitir ser un laboratorio en el que experimentar con cosas diferentes. Esa es la única conclusión que hemos de sacar.

De momento no son unas zapatillas para jugar, sobre todo en tallas grandes que sobrepasan los 600 gramos de peso y con una amortiguación que no da precisamente de sí lo que se espera de ella. Pero sí nos quedamos con la investigación en materiales, con la mejora progresiva en el motor, con esas cosas molonas que poco a poco se irán incorporando a productos de línea, con los materiales y, sobre todo, con ese upper que nos ha sorprendido por su ligereza y transpirabilidad y que esperamos que no se quede sólo en este modelo sino que lo podamos ver pronto en otras zapatillas.

Plantéate para qué quieres estas Adapt BB. ¿Las quieres para molar? P’alante. ¿Las quieres para jugar? Hay mejores opciones, así que nuestra conclusión final es piénsatelo dos veces antes de hacerte con ellas.

Nike Adapt BB 2.0

350€
7.4

Tracción

8.0/10

Amortiguación

5.0/10

Ajuste

7.0/10

Comodidad

7.0/10

Molonismo

10.0/10

2 comentarios en “Review de las Nike Adapt BB 2.0”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba