menu Menú

Un día de paseo con las Hyperdunk

Ayer Nike siguió con la presentación de las Hyperdunk. Si la semana pasada la liaba parda en el House of Hoops de Preciados con Draymond Green, esta semana tocaba algo más en familia. No en vano se presentaban las Hyperfam, el pack de ciudades que ya os comentamos ayer. Y no nos lo quisimos perder por ver la zapatilla y, por qué no, por ver un ratito de baloncesto por la tarde.

Tocando las Hyperdunk MDZ

El día empezó a las 15:00 con la presentación en el Nike Brand Space de Madrid. Ya sabéis que no es el mejor de los colores según la opinión de esta santa casa (top para la zapatilla de Manila) pero nos contaron todo el tema creativo detrás de llegar a ese MadriZ, el MAD en el talón y el De Madrid al Cielo impreso en la plantilla. Aunque eso no nos interesaba tanto como el ver si la zapatilla tenía lo que prometía.

Sólo la hemos tenido en las manos pero teniendo en cuenta que el basket es lo que tira (y mucho) en esta santa casa las impresiones fueron encontradas. La zapatilla es ligera como se promete (aunque no tanto) y la suela sí parece resolver uno de los mayores problemas que tiene Nike, que no es otro que el agarre, que es extremadamente pobre en ciertas circunstancias… como las del baloncesto callejero que es para la que está especialmente pensada la Hyperdunk Low. Como decíamos ayer, no parecía que había Flywire y, aparte de ser un mermao™ y no preguntarlo, al tenerla en mano no pareció que hubiera, ya que el sistema de cordones es clásico: agujeros y, tachán, lengüeta. Así que no tendremos que hacer extraños para meter la zapatilla quienes tenemos el empeine alto.

Si bien esto es bueno, hay otras cosas que no son tan molonas, como el hecho de que la plantilla vaya pegada. Eso obligará a algún esfuerzo extra para quienes necesitan plantillas especiales… algo que es bastante desconcertante teniendo en cuenta que Nike tiene unas políticas de inclusividad muy marcadas. A esto también hay que añadir que la zapatilla al hacer presión con la mano nos ha parecido incluso más dura que el Zoom de las LeBron XII que llevamos ayer (e incluso más dura que el adiprene de las JWall que tenemos por ahí guardadas). También decepciona un poco que la espuma vaya encapsulada y no sea visible, pero bueno, al ser la primera versión, seguro que en algún momento posterior nos sorprende Nike con mejoras, que si ya tenemos zapatillas sin suela, no vemos por qué no va a desaparecer ese encapsulado.

El resto del día

Un par de botellas de agua después y con una gorra en nuestras manos nos fuimos a dar un paseo por Cibeles y Gran Vía hasta Callao con Antonio Thiery y su troupe del proyecto Pata Negra Sneakers para hacer unas cuantas fotos a la zapatilla. Ya irá subiendo fotos, no os preocupéis.

Este paseo agradable bajo un sol de justicia (en la sombra se estaba muy bien) que servía de enlace al homenaje que Nike quiso rendir al baloncesto callejero en las pistas de Lavapiés, un homenaje en el que no podían faltar las Hyperdunk MDZ y estrellas como Marc Gasol, que se cascó un partidillo en el que no faltaron las risas, un par de mates ricos ricos y un poco de competitividad, que no en vano quienes jugaron tenían enfrente a uno de los mejores defensores de la NBA. Y ahí acabó nuestro día, ya que el tren no iba a esperarnos para volver a Valladolid, justo donde Marc jugó su último partido ACB hace más de 9 años. Después llegaría Sergio Llull y un concurso de mates, pero había que irse.

Un buen rato y vamos a ver si podemos echarlas un tiento con los pies para hacer una buena prueba en profundidad (y comparar sensaciones).

Galería de fotos

Fotos de Lavapiés (cedidas por la organización)


Anterior Siguiente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

keyboard_arrow_up