Comparte

Under Armour tiene nuevo sistema de amortiguación: HOVR.

Así, con esta frase sencilla os introducimos en el tema. Pero, ¿qué es HOVR?

Under Armour HOVR: gravedad cero

Eso es lo que nos indican desde la marca. Pero vamos a lo técnico, que en esta casa nos gusta mucho el mundo de la ciencia y esas cosas de la química de las que tanto renegáis por ahí (como os enteréis que lo de vuestros estomágos es química pura y dura…).

El sistema HOVR se basa en dos cosas en realidad: una unidad de espuma superblanda que va encapsulada dentro de lo que la marca lleva Energy Web, que no es más que una especie de armazón externo para darlo forma. La unidad va a su vez insertada dentro de la mediasuela, con varios espacios libres para permitir la dilatación tras el impacto y permitir así esa sensación de gravedad cero… algo que se ve muy bien en las imágenes promocionales (y en el vídeo que encabeza el post):

¿Qué se busca con ese efecto? Muy fácil: por un lado, amortiguar los impactos. En la información recibida de la marca, se nos dice que permite amortiguar esos impactos al correr tan perniciosos para nuestros huesos y que se calculan de dos a cuatro veces el peso que hay que mover… así que imaginaos el efecto de nuestros más de 100 kilos y la sensación que esperamos 😉

Por otro lado, esta unidad HOVR nos promete un retorno de energía, es decir, un impulso hacia adelante. ¿Cómo se consigue? Básicamente por la estructura de la espuma (y lo blanda que es) y la Energy Web que la encapsula, es decir, como la espuma es tan blanda pero está encapsulada, se comprime hasta un determinado momento. Ahí es donde comienza ese retorno de energía, cuando la espuma recupera su forma. Vamos, tampoco es que os descubramos nada nuevo (es el comportamiento de absolutamente todos los sistemas de amortiguación aplicados a correr) y lo habréis leído mil veces.

De momento en el poco tiempo que las hemos tenido en los pies, os podemos confirmar que la espuma es blanda, muy blanda. De hecho, reacciona en seguida a la presión, generando en los pies una sensación de ligereza e inestabilidad… pero eso es una primera impresión. Recordad que hay zapatillas que pueden parecer muy cómodas cuando te las pruebas al comprar y luego se convierten en una tortura y cosas que parecen imposibles de usar que luego son una maravilla. De momento, esa inestabilidad seguramente no sea para tanto, especialmente porque en las Phantom que tenemos hay un estabilizador en el talón que nos permitirá eliminar esa sensación en cuanto las demos un poco de tralla. Nos las calzaremos esta semana mucho para confirmarlo.

¿Qué modelos las llevan?

De momento dos modelos de running son los que reciben el sistema HOVR: las Phantom (que ya obran en nuestro poder) y las Sonic.

Las Sonic son un modelo más pensado para carreras y corredores más ligeros, con un contrafuerte exterior pensado para la sujeción y una suela de caucho especialmente pensada para garantizar la durabilidad. La mediasuela recibe una espuma que encapsula la unidad HOVR también en el talón y está realizada con un tejido de punto y una estructura muy similar a la que ya hemos visto en las Curry 4 Low, aunque el empeine está más pensado para la ventilación del pie.

En cuanto a las Phantom, la mediasuela ofrece en la parte trasera un espacio en el que la unidad HOVR no está encapsulada del todo, sino que tiene una parte libre. Este modelo está más pensado para corredores pesados, tanto por la mediasuela más alta (23mm en el talón frente a los 21mm de las Sonic), como por la estructura del upper, más tupido y alto. En este caso el knit está pensado para una mayor sujeción, incluso lateral, pero también la espuma de la mediasuela ayuda a eso, ya que permite una mayor compresión de la unidad en los impactos… ya sabéis, esas 2-4 veces el peso… incluso más si la técnica para correr no es la correcta. Pero también viene bien para dar un poco más de sujeción.

Tecnicismo: ambas tienen un drop de 8mm. Para quienes dais importancia a ese tema.

¿Nuestra primera impresión?

No tenemos impresión. No hemos podido hacer con ellas más que calzarlas cinco minutos ayer en la oficina cuando llegaron y tenerlas en la mano para unas pocas fotos. Pero de momento os decimos que el upper es de los que más comprimen y sujetan que hemos probado, que parecen mucho más ligeras de lo que son (las Phantom superan los 300 gramos, mientras que las Sonic se sitúan entre 260 y 290 gramos dependiendo del tamaño) y que el talón efectivamente parece estar sostenido por… ¿nada? Es decir, sí da una ligera sensación de ingravidez, pareciendo muy cómodas. La suela quizá nos parece de un caucho excesivamente duro, con lo que en pisos mojados quizá flaquee… o no, porque eso mismo parecía con las Threadborne Fortis y luego se agarraban en mojado como Spiderman a un pared.

Eso sí, en foto quedan de lujo, especialmente en un entorno como el del Parque de las Norias de Valladolid. Durante esta semana las probaremos y os contaremos qué tal se portan.

Las tenéis ya disponibles en la web de Under Armour por 120€ en el caso de las Sonic y 140€ el de las Phantom, tanto para hombre como para mujer.

In this article


Join the Conversation


En esta web usamos cookies, como es normal EN TODO EL PINCHE INTERNET; si quieres saber cuáles son, haz clic aquí, donde podrás también ejercer tus derechos del RGPD.

ACEPTAR
Aviso de cookies