Comparte

Nueva review… y con sorpresa. Se trata de las Harden Vol. 1 de adidas, la primera signature real de James Harden, la barba zurda de oro de los Houston Rockets (hoy, al menos).

No vamos a volvernos locos con la descripción de las zapas, porque tampoco es plan, pero sí deciros que esta review está hecha en dos partes: una, la del que suscribe, y otra de Jota Erre. Como encontrar el equilibrio entre ambas reviews es difícil y hay muchos factores subjetivos en entran en juego para ambos dos, las hacemos por separado aunque la nota sí la hemos puesto en común. Empezamos.

¿Qué son las Harden Vol.1?

Pues básicamente, la signature de James Harden en Adidas. Visualmente es una zapatilla muy atractiva, con mezclas de materiales e incluso versiones primeknit, Boost® encapsulado en la suela y sistema de lazada lateral. Es una zapa que no es apta para todos los públicos, con un empeine relativamente elevado y bastante anchas vistas desde arriba, pero los cementerios están más llenos de cobardes que de valientes, así que allá que vamos.

Parte 1: los dos pies izquierdos de Esteban

Parte 2: la review de Jota Erre

James Harden por Jota Erre
James Harden por Jota Erre

Al turrón: la opinión de Esteban (y sus dos pies izquierdos)

Tras probarlas este inicio de temporada y algún ratito más, hemos de decir que meh. A ver, aprueban porque el Boost® haría subir la nota en amortiguación hasta de unas zapatillas con clavos hacia adentro. Pero como no medimos sólo eso, hay una serie de puntos negativos muy chungos… y también muy subjetivos. Vamos a ir desgranando.

Si os aburre leer, tenéis YouTube lleno de reviews de la zapa. Aquí nos gusta escribir y leer (aunque lo hagamos menos de lo que nos gustaría).

Tracción

Inconsistente. Podríamos decir que es inexistente, pero en exteriores no funciona mal… si hablamos de abrasivo asfalto. Éste es el peor aspecto, de largo de la zapatilla. En cemento pulido e interiores (jugamos habitualmente en parqué y vinílico) tienes ratos que parece que estás en una pista de hielo y otros en los que no te despegas del suelo. Da igual que el suelo esté limpio o no, que la zapatilla esté limpia o no. La sensación de estar flotando está ahí de manera continua.

¿Que esto puede tener algo de subjetivo e incluso de psicológico? Pues claro, no lo vamos a negar. Pero que en los giros da una sensación de extrema inseguridad, que en los amagos notas cómo se te van de más los pies y que estando limpias pista y zapatillas no te sientas seguro, quizá sea algo más allá de lo meramente psicológico.

No obstante, sí podemos decir que en la última ocasión que las hemos usado en parqué, las zapatillas respondieron algo mejor, pero no tan bien como debieran, porque estamos hablando de unas zapatillas de gama alta con un precio nada desdeñable. Ojo, hay a quien estas cosas que decimos le vienen bien por su estilo de juego, así que simplemente os decimos que lo penséis. E incluso que antes de tomar una decisión, leáis lo que os diga Jota Erre.

Pero, vamos, haciendo comparaciones: con la maravillosa suela que se gasta la DRose 7 x SNS, esto es una cagada de proporciones épicas.

Amortiguación

A ver, aquí poco hay que decir: Boost®. Nada más.

Sí, sabemos que el Boost® tiene sus cosas molonas en el correr, que para el baloncesto puede que no sea lo mejor… meh, habladurías.  Obviamente, todo lo bueno del Boost® viene por el retorno de energía tras el impacto… con un problema serio de estabilidad si hablamos de apoyos laterales. Es decir, está hecho para moverse hacia adelante, pero hacia los lados el sistema sufre.

¿Cómo solucionas eso? Pues con ese encapsulado. El encapsulado que traen estas zapas (y las DRose 7 y las Crazylight) es maravilloso, ya que aunque obliga a perder algo de retorno de energía, también es cierto que consigue que la zapatilla resista mucho mejor los apoyos laterales del baloncesto.

La sensación, por lo tanto, no es de estar sobre algo blandito y fofo, sino sobre algo que cuando necesitas pegar dos saltos seguidos da lo mejor de sí. ¿Mejor que otros sistemas? Mejor que el Adiprene+, sí… con matices, ya que cada persona es un mundo. Personalmente, la amortiguación del Boost® para baloncesto está en el top 3… teniendo claro que hemos probado 5 sistemas de amortiguación y evoluciones varias de los mismos.

Ajuste

Volvemos a renquear. El ajuste es complejo. El sistema de cordones en un lateral que últimamente parece que vuelve a pegar con fuerza, no acaba de convencernos. El modelo que hemos probado (puntera blanca, zapa roja de mesh), es una zapatilla relativamente dura, difícil de ajustar (que no de poner) ya que es una zapatilla ancha y con un interior quizá excesivamente amplio. Desarrollemos esto.

La zapatilla tiene una estructura de una única pieza aunque hay una especie de lengüeta que se abre para facilitar la entrada del pie. La entrada es relativamente sencilla, porque la apertura es cómoda y deja bastante espacio para poder entrar. El ajuste, de hecho, es bueno en la zona del talón y el tobillo porque a pesar del espacio disponible, al cerrar esa pieza, en el talón y el tobillo ya tenemos sensación de ajuste… pero donde necesitamos mucha sujeción también es en el empeine, máxime si el agarre es como es.

Pues no, de sujeción en el empeine, justita justita. En nuestro caso el puente del pie es alto, con lo que ello conlleva de incomodidad con otros modelos, y aunque eso en este caso no supone problema porque el puente es alto, sí hace que la zapatilla, al ajustarse desde un lateral pueda no quedar correctamente puesta. Así que si sumamos la tracción a una sensación de zapatilla no correctamente ajustada, tenemos un jari montado bastante majo.

No obstante, por ejemplo, la pieza de piel que recubre la puntera y gran parte del empeine ayuda algo a contrarrestar la sensacioó

Comodidad

Con todo lo anterior, pues nos encontramos con una zapatilla que, personalmente, no me parece cómoda en la pista, que es para lo que está hecha en realidad esta zapatilla (para la calle está la versión LS) y que a pesar del Boost® no está hecha para mí. No obstante, por sacar un punto positivo, a pesar de la pieza de piel de la puntera, transpira relativamente bien y no es la zapatilla más incómoda en ese sentido que hemos tenido, incluso en condiciones de calor, que con eso de que este año al invierno le está costando arrancar.

No obstante, si la sacamos de la pista es una buena zapatilla, cómoda para estas fechas en las que ya bajamos de 15º muchas horas del día y que con el Boost® no cansa. Esa falta de ajuste en la cancha al final acaba haciendo una zapatilla cómoda de llevar, que no aprieta demasiado y que puede estar en los pies incluso un día entero. Por eso aprueba, porque al final ganamos una zapatilla para el día a día bastante cómoda de llevar.

Molonismo

Pues aquí vuelve a subir la nota. Es una zapatilla diferente, con esa pieza de piel en la puntera y parte del empeine, con el Boost® en toda la longitud del pie, con cordones chulos… y que puede que refleje bastante bien a ese Harden que vemos en la pista y que, es verdad, hace que veamos muchas veces sus vídeos. Quizá hay que ser zurdo para conseguir dar todo lo que llevan dentro las zapatillas, y por eso no hemos conseguido nosotros dar con la fórmula. Pero son unas zapatillas molonas, que nos atraían y las hemos probado. Que la prueba no haya sido satisfactoria (para mí, insisto), no quita para que sean unas zapatillas muy atractivas.

Al turrón 2ª parte: la opinión de Jota Erre

Tras haberlas usado unas cuantas veces (chavales y chavalas, una review no debería ser contarme lo que veis al sacarla de la caja cuando os las han mandado después de mucho “influenciar”. Una review necesita uso y disfrute del producto, no dos fotos en el parque con el móvil de tu colega y listo, a llorar por los rincones para que os regalen otras, pero bueno, eso es otra historia, vamos al lío), a diferencia del anterior, para mí las Harden Vol. 1 distan mucho de ser un meh!

Tracción

Como ya sabréis, la Harden Vol.1 se han lanzado en una infinidad de combinaciones tanto de colores como de materiales. Tanto la parte superior como la suela varían en función del modelo. Las de suela ice pueden ser más resbaladizas que las primeras que sacaron al mercado y que son las que tengo yo, las negras con puntera blanca, con cordones y detalles en rojo. Para mí la tracción es suficientemente buena, ni Mediotic ni yo somos James Harden y nuestros movimientos poco o nada tienen que ver con los del base-escolta de Houston.

Pero entre Mediotic y yo sí que puedo comparar juego y creo que el mío es un poco más de fuera hacia dentro, sin batallar tanto dentro de la pintura a la hora de atacar y ahí no le pongo pega alguna a la tracción de la suela. En parqué, que es donde habitualmente juego, la respuesta de este modelo es más que correcta. Quizá sí sea un poco insegura en algunas zonas de la pista donde hay señaladas distintas marcas (donde juego habitualmente se reúnen en menos de un metro cuadrado el triple, la línea de un campo de voleibol y la banda de un campo de futbol sala), así que aquí antes de culpar a la suela culparía a la pintura utilizada para delimitar los terrenos de juego. Si cogéis moto o bicicleta y habéis pasado por encima de un paso de peatones en un día de lluvia quizá entendáis mejor lo que digo.

Amortiguación

A ver, aquí poco hay que decir: Boost®. Nada más.

Ajuste

Para mi gusto el ajuste es correcto. Sin más. El cuerpo de la zapatilla solapado ofrece el ajuste que necesito, sin embargo, a diferencia de Mediotic creo que la puntera a modo de capucha no termina de adaptarse totalmente al pie después del uso y al final puede resultar molesta. Por ejemplo en la punta, sobre el dedo gordo del pie.

Aparte de eso, si algo me resulta molesto de las Harden Vol.1 son los cordones. Esa mezcla de microfibra encerada hace que al anudarlas el cordón aguante apretado apenas unos pocos movimientos, con los consiguientes parones para volver a amarrar. Eso tiene una solución fácil, diréis: hazte un nudo doble. Cierto, la solución es fácil pero si resulta que tienes el empeine un poco más alto de lo normal, un nudo doble es una jodienda guapa. Así que menos florituras con los cordones, que tampoco es necesario, adidas.

Comodidad

Pese a todo lo anterior, para la pista, que es para lo que están diseñadas estas zapatillas, a mí me convencen. Una sujeción aceptable, una suela que responde y una tracción diseñada para un tío con un sinfín de movimientos más que yo. Aprobado alto.

Para sacarlas a la calle, pues ya no lo tengo yo tan claro, y para aguantar un día entero con ellas, pues tampoco. Hay que tener en cuenta que Mediotic vive al centro hacia arriba y yo del centro hacia abajo, así que las calores varían. Así que pese a ser cómodas, “this boots ain’t made for walking”.

Molonismo

Son muy molonas. Nada nuevo bajo el sol. Nada que necesite romper el mercado porque no estamos hablando de Under Armour o And1 sino de adidas. Pero son molonas. Igual no recordamos la primera imagen que nos llegó de las Vol.1 y que a algunos tanto nos recordaron a las Converse Wade 1 lanzadas diez años atrás por la marca de la estrella. Sin desmerecer a esas, las Harden son otra cosa más guay, pero en la misma línea.
Visualmente muy potentes en la cancha, con algún “colorway” que combinándolas bien hacen que sean aún más espectaculares, y, aunque no para mí, capaces de dar ese salto a las calles y al estilo casual que muchas “signatures” de baloncesto buscan y no tantas consiguen.

Conclusión

A ver, son unas zapatillas especiales. Si tienes un estilo de juego similar al de Harden, puede que sean tus zapatillas, incluso perdonando el tema de esa tracción inconsistente o los problemas en el ajuste. Si tu estilo no es explosivo ni rápido (y quizá te preocupe llevar las zapatillas algo holgadas), piénsatelo bien.

Ahora, si lo que quieres son unas zapatillas molonas para el día a día, puede que sea tu modelo, más aún estando a buenos precios, aunque para estos menesteres quizá la opción más lógica ahora mismo sea la versión LS de las Harden.

Lo dejamos a tu libre elección, por supuesto. Pero si te decides, no dudes en llamar a nuestro colega Álvaro de (www.sporthouse.es) que os la hará llegar con el mejor precio del mercado y con una atención exquisita, como siempre 🙂

Harden vol. 1

159,95€
Harden vol. 1
7

Tracción

6.0 /10

Amortiguación

10.0 /10

Ajuste

4.0 /10

Comodidad

7.0 /10

Molonismo

8.0 /10

Pros

  • El Boost® es el Boost®
  • Anchura disponible
  • Cuando agarran, agarran
  • Sujeción en el tobillo y talón
  • A ver, es una zapa molona

Contras

  • La suela, chacho, la suela
  • Igual la forma de la zapatilla es raruna para ajustarse bien
  • No apta para pies estrechos
  • Excesivamente duras
  • Hace pie de pato (para quien no le gusten los pies de pato)
In this article


Join the Conversation

En esta web usamos cookies, como es normal EN TODO EL PINCHE INTERNET; si quieres saber cuáles son, haz clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies